La jardinería es la práctica de cultivar los jardines tanto en espacios abiertos como cerrados. Se trata de plantar flores, árboles y hortalizas. Por lo tanto, el fin no es meramente estético sino también conseguir productos para una alimentación más saludable. Aquellas personas que dedican tiempo a esta práctica obtienen beneficios tanto físicos como mentales.

Ayuda a prevenir enfermedades

Como la demencia senil, dolencias cardíacas, obesidad y la diabetes. Se dice también que quien practica la jardinería tiene un mejor estado anímico.

Reduce el estrés

Cuidar y cultivar el jardín ofrece momentos de relajación y diversión. Realizar las diferentes tareas como regar y estar en contacto con la tierra hace que nos centremos y olvidemos otros problemas. Asimismo, la jardinería nos permite hacer ejercicio físico para evitar un estilo de vida sedentario.

Garantiza comer sano

Si comemos los alimentos que sembramos nos aseguramos de que son más saludables porque están exentos de químicos.

Mejora la calidad del sueño

Al reducir los niveles de estrés se siente mayor bienestar mental que ayuda a dormir mejor.  Según un estudio realizado en los Países Bajos la jardinería puede reducir el nivel de cortisol que es la hormona del estrés en el cerebro. Si los niveles de esta hormona están altos influye negativamente en el aprendizaje y la memoria.

Quema calorías

Practicando regularmente la jardinería el cuerpo lo agradece ya que se llegan a perder 300 calorías en una hora. Por ejemplo, cavar y cortar fortalece músculos y articulaciones.

Fortalece huesos y sistema inmunológico

Cuando se está al aire libre y se reciben los rayos de sol el cuerpo obtiene vitamina D para absorber mejor el calcio.

En Maxideza encontrarás las herramientas necesarias de las mejores marcas para facilitar el trabajo de la jardinería.

Fuente: noticiasdealmeria.com