la-xylella-fastidiosa-echa-raices-en-la-peninsula-iberica-1920

El primer brote europeo de Xylella fastidosa fue detectado en la región italiana de Apulia en el año 2013. Ahora, cuatro años después, el problema parece haber viajado al sur de la Unión, haciendo una especial parada en Francia y España.

Aunque su aparición en nuestro país se remonta a finales del pasado 2016, cuando se pudo encontrar en las Islas Baleares, no ha sido hasta junio del presente año cuando se ha detectado por primera vez en la Península Ibérica, en Alicante.

¿Qué es la Xylella fastidosa?

Se trata de una bacteria fitopatógena que ataca a plantas como la vid, el almendro, el limonero, el olivo, el ciruelo o el melocotón, produciendo un gran impacto negativo en la economía agraria, y para la que no existe medida ni antídoto que la erradique de forma completa.

¿Cómo acabar con la bacteria?

Fue descubierta a finales del siglo XIX, en el norte de California. Su principal problema radica en sus agentes transmisores, siendo estos insectos cuya alimentación se basa en el floema de las plantas. Es por ello que la tala y la quema de las zonas afectadas no están dando los resultados esperados.

Las primeras recomendaciones suelen ir encaminadas a acabar con todas aquellas plantaciones infectadas con el fin de reducir su propagación. Sin embargo, esta tarea se torna imposible cuando los insectos vectores ya se encuentran arraigados en la zona, haciendo que el patógeno se asiente en las plantaciones.

Las soluciones parecen pasar por reforzar procesos de cuarentena o adoptar programas de vigilancia, sugerencias que, por el momento, parecen estar cayendo en saco roto. Además, se torna esencial apostar por la implementación de medidas fitosanitarias, además de optar por la plantación de especies resistentes a este patógeno.

Situación actual

Las autoridades no permanecen ajenas a este caso. Por ello, los próximos 2 y 3 de octubre se llevará a cabo una reunión de expertos de varios centros de investigación con el fin de establecer las bases para elaborar una guía técnica que erradique la Xylella fastidiosa.

Tal y como expone el Consejo Oleícola Internacional —COI—, promotor de esta asamblea, en su página web, las publicaciones resultantes pretender servir para «prevenir, identificar, frenar y luchar contra la bacteria».

Sin embargo, no será hasta después de la sesión de noviembre del Consejo de los Miembros del COI, cuando las guías sean publicadas.

0
Comentarios

Deja un comentario