como-prevenir-la-aparicion-de-plagas-en-el-huerto-1920

En aras de velar por la máxima salud de nuestro huerto, es muy importante tener en cuenta todos los factores que pueden incidir sobre su desarrollo. Las plagas y las enfermedades son dos de las afecciones más comunes e, incluso, destructivas. Entre las primeras podemos encontrar insectos, ratas y ratones, caracoles, ácaros, etc.; mientras que, en las segundas, bacterias, virus y/o hongos.

Sin embargo, el trabajo comienza mucho antes de que cualquiera de estos organismos haga su aparición, situación harto complicada para lograr acabar con todo lo que está causando daños y pérdidas en el cultivo. Hablamos de la prevención. En esta materia, opta siempre por las soluciones ecológicas, con presencia creciente en el mercado, ya que, de lo contrario, solo lograrás dañar el suelo, entre otros.

Consejos para evitar plagas

  • Acolcha la tierra. También denominado «mulching», hablamos de un mantillo que cubre la superficie con gravilla, serrín, madera… Es una técnica que protege las raíces de los cambios bruscos de temperatura y permite retener la humedad, entre otros.
  • Contrala el riego, ya que un uso irregular puede favorecer la proliferación de plagas. No te quedes corto: las plantas puedes morir; tampoco las ahogues: correrán el mismo destino. También pueden volverse más débiles, situación que las plagas aprovechan.
  • Cultiva plantas repelentes de estas: además de ser aromáticas e, incluso, aromáticas o culinarias, ofrecen un buen nivel de protección. Contra los caracoles, la capuchina; contra las arañas rojas, la albahaca…
  • Rota los cultivos para evitar la proliferación de estos males.
  • Instalar un pequeño estanque en la zona circundante puede hacer que el ecosistema se equilibre, ya que, ante la variedad de especies, unos acabarán con otros. Los depredadores se sentirán atraídos por el agua y regularán las plagas.
  • Limpia de forma constante tu huerto. Las hojas secas o los frutos caídos pueden atraer a cucarachas, moscas, hormigas…
  • Retira todas las hojas que veas con mal aspecto, como las más secas, las que cuentan con algún agujero…
  • Si utilizas alguna herramienta para la poda de vegetación afectada, no te olvides de desinfectarla si no quieres que la plaga se pase de una a otra.
0
Comentarios

Deja un comentario